RIESGO

Image

RIESGO “Láncese a la aventura”[1]

El riesgo está en el ADN de todo hombre. ¿Cuál ha sido tu mayor riesgo en tu vida? ¿Cuándo eras niño te arriesgabas más que hoy?

Sabes hay un gran riesgo a seguir a Dios lee por favor Marcos 8:34-35.

Te das cuenta que el riesgo esta en el ADN de cada hombre, está puesto por Dios y para Dios. Hoy estudiaremos cuatro principios de riesgo para todo hombre de Dios.

     LA VISION CORRECTA DE DIOS

¿Él es o no es? La raíz de nuestros temores como nuestro valor para arriesgarnos depende de nuestra visión de Dios. ¿Qué viene a tu mente cuando piensas en Dios? Cuan grande es Dios no radica en lo que usted diga sino en la esencia de sus acciones por Él. De tal manera que ¿Dios pequeño? Riesgo pequeño, ¿Poco amor a Dios? Poco amor a la gente, pero si que Él es quien dice ser, arriesgaremos todo. Veamos un ejemplo de ese riesgo I Crónicas 11:10-19.

     IDENTIDAD ESTABLECIDA

Cuando usted sabe quién es, es lógico que se arriesgue veamos I Timoteo 6:11-12. Timoteo era un hombre de Dios, esa era su identidad. Su mentor sabía que su identidad daba forma a su lealtad y esta era la  que dirige sus decisiones. Arriesgamos más por Dios cuando nuestra identidad está firme en Él. Leamos Lucas 6:46-49, Para arriesgar más por Cristo necesitamos estar lleno en Él. Sin vacilar.

     SACRIFIQUE COMO CRISTO

Aunque pocos de nosotros seremos llamados a dar nuestra vida por el evangelio millones seremos llamados a sacrificar nuestras voluntades por la voluntad de ÉL (Jn 3:30). Sacrificar y sufrir pérdidas por causa de nuestra fe es los que conecta al Dios Hombre con el hombre de Dios. Arriesgar por Dios es sinónimo de sacrificarse por Él, lo cual no es una carga; es un privilegio como hombre de Dios.

Los hombres que se atreven en gran manera por su fe han formulado y respondido esta pregunta: ¿Estoy dispuesto a sacrificar mis planes con el fin de ser usado para los planes de Dios?

     EDIFIQUE EL REINO DE DIOS

Cuando la visión de Dios es correcta, su identidad como hombre de Dios es estable (no hay más identidades en competencia), y usted es capaz de sacrificar sus proyectos por servirle a Él, entonces es el momento de construir algo que durará más que usted. Es el momento de invertir en algo que usted no puede llevarse pero si puede anticiparse a la eternidad. Es el momento de ocuparse contrayendo el reino de Dios justo en donde usted vive, en su iglesia local, en la comunidad, en el trabajo, en la escuela, etc. Es tiempo de ser creativos y soñar; soñar los grandes sueños de Dios.

El reino de Dios no necesita ya mas de tipos religiosos sino de aquellos que se arriesgan (Mt 11:12). Tan pronto como Juan el Bautista comenzó a hablar acerca de un Mesías, apareció en la línea de batalla. Hombres a lo largo de los siglos han sido desafiados a cruzar esa línea, dejando su comodidad y arriesgándose por su Rey.

 

La mentalidad de reino nos es para el espiritualmente tímido; es para el hombre de guerra. El punto es ganar almas, comunidades, personas desesperadas, países en oscuridad y todas las batallas particulares de nuestro mundo. Se trata de ganar hombres que usted conoce para unir fuerzas y afectar el curso de la historia.

 

 

 

Valentía, integridad, servicio, compañerismo, fidelidad,  Y COMUNION CON DIOS.


[1] Material adaptado de RIESGO de Kenny Luck por René Pacas para SER HOMBRE ES DE HOMBRES

Publicado el junio 6, 2012 en Emma & Rene Pacas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: